Faldas largas para un verano de color

Mayca Parra | 14 August, 2015


Lo mejor del verano es que te permite jugar con el máximo de prendas posibles. De ahí, que nuestro armario particular se extiende de una manera increíble. Los looks con los que podemos jugar son muchos más y eso se nota a la hora de salir, que siempre con las vacaciones las citas de la agenda social se incrementan. Una de las piezas que yo suelo usar más en verano que en invierno son las faldas largas, una prenda que con el paso de los años me ha ido ganando el corazón. Sus diferentes formas, colores y grados de formalidad la convierten en que sea muy especial.  


Yo al principio  le tenía algunas reticencias porque pensaba que al ser bajita me haría más, pero que equivocada estaba, con las faldas largas se puede conseguir un efecto óptico genial y aparentar tener más estatura de la que tienes. ¡Claro está! el truco radica en calzarte unas cuñas o unos tacones para que no se vean, ya que la tela de la maxi falda los cubrirá, y ... ¡tachán! ya tenemos unos cuántos centímetros más.


Para hoy, os he querido mostrar esta falda XL de color rosa chicle (su color me parece una pasada) y aberturas laterales que aunque tiene una raíz hippy quise modificarle esos orígenes aportándole algo más de 'chicismo' con una camiseta asimétrica que tiene su gracia en el detalle en forma de lazo al hombro.


En cuanto a los zapatos, dejé los tacones en casa y aposté por estas sandalias planas en color metalizado -que son chulísimas- para poder aguantar mejor el calor de la sobremesa y la caminata que me tenía que pegar. Aprovechando que era mi día libre y no tenía que ir cargada de chismes, usé este bolso de Stella Rittwagen, que a pesar de ser vendido como neceser a mí me parece fantástico como cartera de mano, porque no pesa nada y tiene una buena capacidad para meter los básicos llaves, monedero, móvil y que os sobre bastante espacio.  

Escribir comentario

Comentarios: 0